ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El diario de Aya....un litro de lágrimas[subiendo][Drama]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 270
Fecha de inscripción : 02/03/2008

MensajeTema: El diario de Aya....un litro de lágrimas[subiendo][Drama]   Jue Mar 06, 2008 11:38 pm

Bueno..a pesar de no encontrar el libro en su conformidad..encontré un blog que iba presentando las traducciones del diario, si alguien desea complementarlo, puede
juntar todas las partes en word u otro programa...igual se las dejó aqui, para quienes gusten de leer y quieran leerla


EL DIARIO DE AYA




---SINOPSIS--

Kitou Aya nació en 1962 en una familia modesta de Japón. Su padre tenía una tienda de tofu y su madre era consultora de salud. Tenía dos hermanos. Un día, después de desarrollar una torpeza inusual en ella, acudió al médico. Después de realizar algunas pruebas de rutina, descubrieron que algo no iba bien. Era difícil de creer en una chica tan joven, solo 15 años, pero el diagnóstico no mentía. Degeneración espinocerebral.

La degeneración espinocerebral, nombre traducido del inglés, es una de las tantas enfermedades neurológicas que no tienen una causa conocida y que no tienen cura. Existen medicamentos que pueden ralentizar su desarrollo, pero la enfermedad no se rige por las mismas pautas en todos los pacientes. En el caso de Aya, el desarrollo fue muy rápido. Al principio, las órdenes que daba su cerebro para coger objetos o calcular distancias dejaron de cumplirse. Después perdió la fuerza para agarrar objetos y empezó a tener dificultades para andar y para hablar. Cuando asimiló que jamás podría volver a andar, perdió el habla y, diez años después del diagnóstico, murió.

Cantidad de capítulos:

Capítulo 1- Mi familia (14 años)
Capítulo 2- Soportando mi enfermedad (15 años)
Capítulo 3- El comienzo de la agonía(16 años)
Capítulo 4- Ya no puedo cantar (17 años)
Capítulo 5- La verdad (18 años)
Capítulo 6- Quizá no exista ninguna cura (19 años)
Capítulo 7- No quiero rendirme (20 años)
Capítulo 8- El límite de la vida (21 años)

Partes disponibles por ahora(se ira rellenando, apenas se consigan las nuevas partes)

CAPÍTULO 1. MI FAMILIA (14 AÑOS)

“Mary” ha muerto y “Mi familia”

CAPÍTULO 2. SOPORTANDO LA ENFERMEDAD (15 AÑOS)

Síntoma
El examen médico
Arrepentimiento
Fiebre
Características
Camino
Abandonando el nido
Examen de entrada al instituto
Salida
Esa única palabra de mi madre
Hospitalización

CAPÍTULO 3. EL COMIENZO DE LA AGONÍA (16 AÑOS)

Mi vida en el hospital
Investigación
Segundo semestre
El fatídico 13º
Sobre mi futuro
Amigos
Agonía
Mi diagnóstico
Dos horas en blanco
No quiero crecer
Mi decisión
Revolución
Ordenando mis pensamientos
La despedida
Despertando mi conciencia
La verdad
De compras
La silla de ruedas
Mis compañeros discapacitados
Cambio de colegio. La vida en el internado
Pensamientos amargos
El entendimiento de un discapacitado (1 de 4)
El entendimiento de un discapacitado (2 de 4)


A continuación los Capitulos:


CAPÍTULO 1. MI FAMILIA (14 AÑOS)

“Mary” ha muerto…

Hoy es mi cumpleaños. He crecido bastante.
Creo que tengo que darles las gracias a mis padres.
Tengo que conseguir sacar mejores notas y permanecer sana para no ponerles tristes. Para lograrlo, necesito pensar en este inicio de mi juventud como en algo importante, sin arrepentirme de nada.

Me voy de camping pasado mañana. Antes tengo que terminar mis deberes para no preocuparme de nada. ¡Vamos, vamos, Aya!

“Tigre”, el perro fiero de los vecinos ha mordido a “Mary” en la cabeza y la ha matado.
“Mary”, que era muy pequeña, se ha aproximado al monstruoso “Tigre” moviendo la cola de forma amigable. Yo he gritado con todas mis fuerzas: “¡Mary, no! ¡Ven aquí!”, pero…
“Mary” debe de sentirse muy frustrada. Ha muerto sin poder decir ni una sola palabra. Si no hubiera nacido perro, no habría muerto tan rápido. ¡”Mary”, espero que seas feliz donde quiera que estés!

La nueva casa ya está terminada.
Las habitaciones grandes de la zona este de la segunda planta son para mi hermana y para mí. Los techos son blancos. Las paredes de madera oscura. Lo que se ve a través de las ventanas es diferente. Estoy contenta de tener mi propia habitación pero me parece demasiado grande y solitaria. Me pregunto si seré capaz de dormir esta noche. ¡Es como empezar de nuevo!

1. Llevaré camiseta y pantalón (así es más cómodo moverse).
2. Tareas que hacer todos los días: regar las plantas, quitar las hierbas, buscar bichos detrás de las hojas del tomatero que he plantado. Además, comprobar si las hojas del crisantemo tienen cucarachas, y si es así, quitarlas.
3. No dejar de lado mis deberes.
4. Aparte de todo lo anterior, escribir en mi diario todos los días.
Voy a asegurarme de cumplirlo todo.

Mi familia.

Papá. 41 años. A veces tiene mal genio pero es amable.
Mamá. 40 años. La admiro pero su sinceridad me asusta.
Yo. 14 años. En el inicio de la adolescencia. La edad más difícil. Si tuviera que describirme con una palabra diría que “llorona”. Estoy llena de emociones. Soy inocente y paso fácilmente de estar de mal humor a reírme a carcajadas.
Mi hermana pequeña. 12 años. La veo como una rival tanto en el colegio como en personalidad… Aunque últimamente me mandonea bastante.
Mi hermano pequeño. 11 años. Es muy astuto… da un poco de miedo. Es más pequeño que yo pero a veces se convierte en un hermano mayor. También es como un padre para Koro*.
Mi hermano más pequeño. 10 años. Tiene un gran imaginación pero también puede ser un poco despistado.
Mi hermana más pequeña. 2 años. Tiene el pelo rizado heredado de mi madre y la cara de mi padre (especialmente los ojos, cuando él ve en el reloj que son las ocho y veinte). Es adorable.

*Koro es el perro.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




CAPÍTULO 2. SOPORTANDO LA ENFERMEDAD (15 AÑOS)

Síntoma

Creo que últimamente he perdido peso.
¿Es porque me salto las comidas porque la cantidad de deberes que tengo que hacer y por el proyecto de ciencias?
No puedo concentrarme así que me preocupo.
Me culpo a mí misma pero parece que no progreso.
Mi energía continúa desapareciendo.
Quiero ganar un poco más de peso.
A partir de mañana, necesito que actuar de acuerdo con el plan que escribí.

Hoy ha estado lloviznando. Ir andando al colegio con una mochila que pesa mucho, y además un paragüas, es un rollo.
Mientras tenía esos pensamientos negativos, mis rodillas se han doblado y me he caído en una calle estrecha que hay a cien metros de mi casa.
Me he hecho mucho daño en la barbilla. Cuando, con cuidado, he acercado mi mano a la barbilla, he sentido cómo la sangre pegajosa ha cubierto mis manos. He recogido lo que se ha caído de la mochila y el paragüas y he vuelto a casa.
Mi madre ha salido diciendo, “¿Te has olvidado de algo? Si no te das prisa, vas a llegar tarde”.
“¿Qué te ha pasado?”.
No he podido decir nada y solo he podido llorar.
Rápidamente mi madre ha cogido una toalla y me ha limpiado la cara, que estaba cubierta de sangre. He sentido cómo la arena se introducía en la herida.
Me ha dicho, “Tenemos que ir al médico”, y rápidamente me ha ayudado a ponerme ropa limpia, me ha puesto una tirita en la herida y nos hemos montado en el coche.
Me han dado dos puntos sin anestesia.
He apretado los dientes y soportado el dolor porque todo ha sido culpa mía por ser tan torpe.
Pero, aparte de eso, siento que hayas tenido que pedir un día libre en el trabajo, mamá.
Mientras miraba mi barbilla dolorida en el espejo he pensado que quizá mis manos no me han respondido cuando me he caído porque he estado muy lenta.
Pero me alegro que la cicatriz esté debajo de la barbilla. Mi futuro sería muy oscuro si estuviera en un sitio donde todo el mundo pudiera verla.

Mis notas en Educación Física*.
Séptimo grado = B
Octavo grado = C
Noveno grado = D
¡Estoy tan frustrada! Supongo que tengo que esforzarme más.
Esperaba que el circuito de entrenamiento que hice durante el verano me ayudaría un poco, pero supongo que no ha sido así.
Bueno, supongo que es porque no lo hice durante mucho tiempo. (La voz de las sombras = ¡Exactamente!).

Por la mañana, cuando una luz débil y una brisa se filtraban a través de las cortinas amarillas de encaje de la cocina, he llorado.
“¿Por qué soy la única que no puede hacer deporte?”.
Hoy tengo un examen de Educación Física**.
Mi madre se ha tapado los ojos y ha dicho, “Pero Aya, no pasa nada porque tú eres inteligente. Puedes concentrarte en las asignaturas que más te gusten y aprovechar eso en un futuro. Se te da bien el inglés así que deberías perfeccionarlo. El inglés es un idioma internacional así que estoy segura de que será útil. No te preocupes si sacas un suficiente en Educación Física…”.
Mis lágrimas han dejado de caer. Todavía me queda algo.

No debería ser tan llorona.
Mi cuerpo no se mueve como me gustaría. ¿Es por la ansiedad que me produce no poder hacer los deberes cuando podría si empleara cinco horas al día? No, no es eso, algo en mi cuerpo se está rompiendo. ¡Tengo miedo!
Siento como si me estuvieran aplastando el corazón. Quiero hacer ejercicio. Quiero correr. Quiero estudiar. Quiero escribir de forma más clara.

“Namida no tokata***” es una gran canción. Me he enamorado de ella. Cuando estoy comiendo y la escucho, la comida me sabe mucho mejor.

Ahora voy a hablar de mi hermana.
Hasta ahora solo me había fijado en su lado malo, pero últimamente he empezado a pensar que, en realidad, es amable. La razón es que, cuando vamos al colegio, mi hermano pequeño me deja atrás y camina a su ritmo, pero mi hermana camina junto a mí. Incluso cuando cruzamos el puente, carga con mi mochila y me dice, “agárrate a la barandilla”.

Lentamente, mi humor de las vacaciones de verano se está desvaneciendo.
Después de recoger los platos de la cena, cuando me iba a mi habitación mi madre me ha dicho, “Aya, ven a sentarte”.
Mi madre parecía muy seria y me he puesto nerviosa pensando en por qué me iba a castigar.
“Aya, últimamente parece que te vas a caer constantemente y tu forma de andar es inestable, balanceándote de un lado a otro, ¿te has dado cuenta? Te he estado observando y estoy preocupada. Vayamos a un médico”.
Yo he preguntado, “¿A qué hospital?”.
“Yo me encargo. Buscaré un hospital de confianza”.
He empezado a llorar sin parar. Quería decir, “Muchas gracias, mamá, y siento mucho haberte preocupado”, pero he sido incapaz de decir una palabra.
Me pregunto si mi torpeza se debe a que me quedo despierta hasta muy tarde por las noches o a que no como siempre a las mismas horas, pero creo que algo en mí no anda bien y por eso tengo que ir al médico. No puedo hacer otra cosa que llorar. Empiezan a dolerme los ojos de tanto llorar.

*Si no estoy equivocada, la B es Notable, la C es Bien y la D es Aprobado.

**En inglés, especifican que se trata de un examen de “balance beam”. La traducción al español es balancín, pero yo creo que se trata de algún instrumento gimnástico, tipo potro.

***Es posible que sea una toccata, como las de Bach, pero no encuentro ninguna con ese nombre así que estoy un poco despistada.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




El examen médico

I go to the hospital in Nagoya with my mother*.
Me he ido de casa a las nueve. Mi hermana pequeña no se sentía muy bien, pero ha ido a la guardía de todas formas, para que yo pudiera ir al médico… Pobrecita.
A las once he llegado al hospital (Hospital Universitario Nacional de Nagoya). He esperado tres horas leyendo un libro pero estaba nerviosa. No podía concentrarme porque estaba inquieta y asustada. Mi madre ha tratado de tranquilizarme diciendo, “Ya he hablado con la Doctora Eitsurou así que no tienes que preocuparte”, pero…

Al fin me han llamado. El corazón me latía muy rápido.
Mi madre le ha explicado a la doctora…
1. Que me caí y me hice una brecha en la barbilla (la gente cuando se cae normalmente pone las manos pero yo paré el golpe con la cara).
2. Que camino de forma tambaleante (mis rodillas no se doblan bien).
3. Que he perdido peso.
4. Que mis movimientos son lentos (no tengo reflejos).

Mientras escuchaba me he asustado. Mi ocupada madre me ha estado vigilando de cerca… Supongo que se ha dado cuenta de todo… Me he sentido aliviada.
Todas las pequeñas cosas que me preocupaban la doctora ya las sabe. Al fin han desaparecido.
Me he sentado en la camilla y he mirado la cara de la doctora. Me he sentido aliviada porque llevaba gafas y tenía una sonrisa amable. He cerrado los ojos, he levantado las manos y he acercado el dedo índice a mi cara. Me he sostenido de pie con una sola pierna. Me he tumbado y he encogido y estirado las piernas varias veces. La doctora ha golpeado mis rodillas con un martillo. El examen médico al fin ha terminado.
“Vamos a hacerte un TAC**”, ha dicho la doctora.
“Aya, no duele ni pica. Es solo una máquina que corta en rodajas tu cabeza para que los médicos puedan ver el interior”.
“¿Eh? ¿Cortarla en rodajas?”.
Esto es muy importante para mí así que no he encontrado divertido lo que ha dicho mi madre. La gran máquina ha bajado lentamente. Mi cabeza ha encajado perfectamente como si estuviera en el espacio.
“Solo tienes que quedarte tumbada, no te muevas”, me ha dicho una mujer con una bata blanca. Así que me he tumbado pero me ha entrado sueño.
He tenido que esperar mucho tiempo, y después de darme una medicina, he podido irme a casa. Hay otra cosa más que debo hacer. Si puedo ponerme mejor con la medicina, no me importa tomarme todas las que quieran. Por favor, doctora. Si me ve como a una flor, permita que siga viviendo como un capullo que aún no ha florecido.
El hospital está bastante lejos y yo tengo que ir al colegio, así que la doctora me ha dicho que solo tengo que ir una vez al mes. Prometo ir y hacer todo lo que me diga, así que por favor, cúreme. ¡El Hospital Universitario de Nagoya es el mejor del mundo! ¡Doctora Eitsurou! ¡Por favor!^

*Aya escribió la frase en inglés. Es evidente lo que dice. Que fue al hospital de Nagoya con su madre.

** Un TAC es una Tomografía Axial Computerizada. Si muchos lo estáis pensando, sí, es el tubo en el que te meten y no te puedes mover. En realidad, sí divide el cerebro en rodajas, aunque virtualmente.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://guitofreaks.activoforo.com
vonshude
freaker user
freaker user


Cantidad de envíos : 43
Edad : 32
Localización : lima-Peru
Fecha de inscripción : 04/03/2008

MensajeTema: Re: El diario de Aya....un litro de lágrimas[subiendo][Drama]   Lun Mar 10, 2008 7:33 pm

cievere adm lo paso a pdf para que sea mas portatil, a ver si publica el blog de donde lo saco, para seguir de cerca las actualizaciones de la traductora
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vonshude.blogspot.com
Javier
freaker user
freaker user
avatar

Cantidad de envíos : 67
Edad : 23
Localización : España
Fecha de inscripción : 05/03/2008

MensajeTema: Gracias   Mar Mar 11, 2008 1:00 pm

Gracias por el libro
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://pokemonstock.activoforo.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El diario de Aya....un litro de lágrimas[subiendo][Drama]   

Volver arriba Ir abajo
 
El diario de Aya....un litro de lágrimas[subiendo][Drama]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Proyecto "1 litro de Lágrimas" [ESTRENO]
» Absenta's Mannor: Diario de campo # 3
» La última bala de Billy el Niño [Artículo diario Público 20/12/10]
» Diario de un Burgués
» Absenta's Mannor : Diario de Campo #2

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: LA Cajonera, buscar y encontrar :: Libros virtuales :: La bitsblioteca-
Cambiar a: